La Patagonia es el fin del mundo para el Planeta, y también para los propios argentinos. Allí cae el continente como lanzándose de un trampolín, mirando de reojo la Antártida y sumergiéndose en las aguas más frías de la región. El clima de la zona es diverso. Desde el bosque húmedo, a la estepa seca y raleada. Los lagos y la nieve, el sol y la belleza cuasi austríaca de los veranos floridos y amables.

Su gente está acostumbrada a pelear con el frío, el suelo, la distancia, los vientos, la lluvia por pobre o por exagerada. Con ese temple que curtió el tiempo, los imposibles no lo son tanto.

Como tantas historias de reinvenciones, Taté Moretti, madre de tres niños, licenciada en finanzas, sintió que estaba para más. Tal vez para otros horizontes. Se transformó en head distiller y fundadora de Patagonian Distillery, la primera idea del fondo del mundo dedicada a la producción de bebidas blancas. Enriquecida por su profesión, sensibilidad y pasión piensa, desarrolla y recorta cada corazón de bebida espirituosa que nace en su destilería. Profesional, vanguardia y arrojo. De armas traer, podría haber sobrevivido como sheriff del lejano oeste.

Te cuento de la #argentina osada que no sólo reinventó el #gin en la #Patagonia , sino que a partir de él creó un #perfume.

Todo en mi última #crónica #leasure para @LaNacion

#FlaviaTomaello #bartender #perfumerie #emprendedora

https://www.lanacion.com.ar/la-nacion-revista/premiada-en-londres-la-argentina-que-creo-en-el-fin-del-mundo-un-perfume-a-base-de-gin-de-flores-nid12122022/