Kiruna, a 150 kilómetros del Círculo Polar Artico, en Suecia, se hizo famosa porque se hunde. La mina subterránea de hierro más grande del mundo es la que está haciendo ceder a la ciudad. El plan para salvarla fue mudarla completa. Un hecho que se inició, finalmente, el 1° de septiembre de 2020.

Además de lo pintoresco de ver cómo trasladan en camiones por la autopista a todas las casas emblemáticas de la localidad, Kiruna tiene otros atractivos. Está integrada a una región célebre por sus renos: Laponia.

Te cuento la vida Aldo Miedan allí para la sección #ContameloOtraVez de @Clarin

#reportaje #cronica #periodismo #entrevista #FlaviaTomaello