Todo el refinamiento y la elegancia de un hotel de lujo histórico, el refugio perfecto con la calidad máxima. Encarnación de la legendaria hospitalidad suiza. Algo apenas de la riqueza que en la ciudad propone Mandarin Oriental, Ginebra se aloja en su gastronomía. Una oferta variopinta, sabrosa, curiosa y personal.

Sus excelentes restaurantes y su vibrante bar han contribuido significativamente al panorama gastronómico de Ginebra.

Empecemos por el aire japonés. El diseño innovador de Sachi presenta elegantes mesas para que los invitados compartan exquisitas combinaciones de platos exclusivos japoneses modernos. El elegante Martini Bar invita a tomar una copa antes o después de la cena y pequeños bocados japoneses; mientras que una terraza zen, curada por un jardinero japonés especializado, ofrece un entorno idílico a orillas del Ródano. El chef Mitsu, formado por el maestro Nobu Matsuhisa, es una reconocida figura local de la gastronomía japonesa. Guiará a los invitados a través de una gama de sabores únicos y sorprendentes.
 Sachi también cuenta con un íntimo Omakase Bar con diez asientos, donde los huéspedes pueden disfrutar de una experiencia gastronómica en vivo de seis, ocho o diez platos.

Yakumanka de Gastón Acurio es un restaurante peruano en el corazón de Ginebra que sirve cocina auténtica centrada en excelentes mariscos.
 El menú presenta una tradicional cevichería, encabezada por el chef Daniel Gálvez Estrada, mano derecha de Gastón Acurio, quien trabajó con él en el célebre restaurante Astrid y Gastón de Lima.
 Una cocina abierta con una larga barra donde los chefs preparan ceviches y tiraditos conforma el corazón del restaurante. El bar, que ofrece una amplia selección de cócteles a base de pisco, tiene un ambiente cálido y relajado, con una decoración del diseñador Morendi Arcela, que recuerda a una auténtica cevichería peruana. Los sencillos elementos de estilo marinero, de madera o cuerda, están inspirados en los populares restaurantes locales de Perú.

Tomá asiento en MO Bar y disfrutá de una carta gourmet y delicada basada en productos de temporada con influencias mediterráneas. Para acompañar tu comida o simplemente para relajarte en la terraza, consultá ña carta de cócteles o déjate tentar por una selección de vinos y licores de las grandes Maisons.

Experimentá la intimidad del bar Omakase de diez plazas con cocina en vivo y confíá en el chef para vivir un momento atemporal. Sólo es necesario tomar una decisión para toda la comida: si debe constar de seis, ocho o diez platos. Omakase, que significa “te lo dejo a ti”, es un estilo de comida tradicional japonés en el que el chef prepara una comida adaptada a las preferencias del huésped según la disponibilidad, el gusto y la temporada.