Durante años Mauro Colagreco soñó con su propio restaurante. Casi de casualidad, llegó a un rinconcito de Menton, a pasos de la frontera francesa con Italia, y creó ahí un reducto que se convirtió en célebre y exquisito. Hizo cientos de colaboraciones con otros colegas y en las más lujosas tablas del mundo. Entre tanto abrió Carne, un emprendimiento amoroso de raíz nacional que hereda todos sus valores. Y se le atrevió a husmear en París con una joyita: su Grand Cœur.
Más allá de todas sus aventuras, estaba interesado en ver de qué modo su cocina sustentable podría traducirse en una ciudad cosmopolita. Así que a finales de septiembre abrió tres restaurantes dentro del flamante Raffles del hotel OWO: Mauro Colagreco, Mauro’s Table y Saison.  

Te llevo a conocer de la mano de Mauro las nuevas tres #aventuras en #Londres para @RevistaGallaretas

#FlaviaTomaello #cronica #reportaje #periodismo #journalism #cuisine #MauroColagreco