Michael Law, Senior Director of Marketing, Four Seasons Hotel New York Downtown, analiza las clave sobre cómo se ve el mundo de viajes para el futuro próximo.

“A nivel mundial, todos enfrentamos muchos de los mismos desafíos que las personas deciden viajar nuevamente. Viajar es una gran pasión para muchos, y para disfrutarlo realmente en este nuevo mundo, debemos asegurarnos de que la salud y la seguridad estén al frente y al centro. Teniendo esto en cuenta, Four Seasons ha desarrollado Lead With Care, nuestro programa global mejorado de salud y seguridad centrado en proporcionar atención, confianza y comodidad a todos los huéspedes y empleados dentro del nuevo entorno COVID-19. Nuestro enfoque de salud y seguridad en respuesta a COVID-19 se trata de hacer lo que hacemos mejor: continuar demostrando una atención personalizada y genuina mientras fortalecemos nuestros procedimientos de salud y seguridad ya estrictos y líderes en la industria, mejorando las herramientas y la capacitación y adoptando la innovación tecnológica. Recomiendo que las personas que deseen quedarse con nosotros en el futuro visiten nuestro sitio web donde puedan encontrar todos los detalles y comprender cómo será su experiencia.

“En cuanto a la ciudad de Nueva York, donde hemos sido fuertemente impactados por COVID-19, estamos viendo cómo la vida vuelve lentamente a la normalidad, un testimonio de las estrictas y efectivas medidas de distanciamiento social, así como otras pautas gubernamentales que se han implementado durante toda la pandemia. El 8 de junio, ingresamos a la Fase 1 de nuestra recuperación y pronto estaremos en la Fase 3, que es cuando los hoteles pueden reabrir. Dicho esto, siento que cuando las personas regresan a la ciudad pueden buscar hoteles más pequeños como Four Seasons Hotel New York Downtown, donde tenemos un promedio de 11 habitaciones por piso. Además, las zonas más tranquilas de la ciudad, como el Waterfront en el Bajo Manhattan, el puerto marítimo y los barrios de Soho y Tribeca, serán muy buscados, así como espacios verdes abiertos como Central Park. Cuando los viajeros de América del Sur y de todo el mundo estén listos para viajar nuevamente, Nueva York estará lista para recibirlos nuevamente”.