Y cuando uno no lo imaginaba, el mundo se detuvo. Aquello que era ciencia ficción empezó a pasar en la puerta de tu casa y la quietud nos llegó a todos. La batalla emprendedora, sin embargo, no se hizo eco. Así es como Baradero 3D  uso marcha firme para hacer que pase lo que deseaba.
La pandemia nos enfrentó a temores de película. A una serie de sucesos de que sólo vimos en pantalla grande y que parecían que iban a quedar allí. De hecho, imaginar al mundo entero guardado en su casa, a tal punto que la fauna empezara a retomar los espacios urbanos como ocurrió, por ejemplo, en los canales de Venecia, era una utopía que de ser vista en un film hubiera parecido exagerada.
Sin embargo, mientras la mayoría de los agoreros de las tragedias esperaban la crisis internacional del lado de las intromisiones digitales, terminó siendo un virus lo que de pronto nos dejó inmóviles.
Cada cual actúo bajo su criterio. Algunos no pudieron reaccionar por un tiempo, hubo quienes creyeron con ingenuidad que serían verdaderamente sólo un par de semanas, otros actuaron con inquietud y se presentaron aquellos que consideraron buen momento este para crear, para hacer salir de este tiempo que parece un páramos, muchas buenas ideas. Algunas adormecidas, otras frescas, casi como nuevas.
Agustín es el responsable de Baradero 3D, un emprendimiento que arrancó a principios del 2020, casi junto con la pandemia. “Yo vivía en capital -cuenta- pero me fui a Baradero en cuarentena, dejé mi trabajo y la impresora 3D se convirtió en el negocio¨.
Con ingenio propone convertir tus ideas en objetos originales. Diseñan y producen con impresión 3D y corte láser, especialmente lámparas que crean efectos novedosos. Además, proyectan piezas de colección, desde Darth Vader a Harry Potter. Ingenio, fuerza emprendedora y proyección. 
En este tiempo la vida nos enseño a vivir dentro. En Baradero 3D se inspiraron en aquello de pasarla bien soñando en estar mejore, pero haciéndolo mejor ahora, en el mientras.